El Alavés de Christian Santos se la jugará en Vitoria

nestor-chayele-copa-rey

Copa del Rey 2017: semifinales. Foto de eurosport.com

La semifinal de los “Outsiders” de la Copa del Rey, entre el Celta de Vigo y el Deportivo Alavés del criollo Christian Santos, quedó igualado sin goles en Balaídos, que se vio muy lastimado por la incesante lluvia que cayó durante el juego, en tierras gallegas.

El partido empezó con imprecisiones, pero en el que cada saque lateral, control de pelota tiene un valor enorme en la historia de estos equipos.

Los celestes sacaron su casta y madurez apenas volvieron del camerino, poco y nada durante el primer acto empujando, conscientes de lo cerca que están del primer título de su historia.

Pero el arquero vasco, Pacheco, tenía otras cosas en mente. Sacó un gol cantado a Iago Aspas. Lleno de bronca, Iago tuvo otra clarísima pero su chute a sobrepique se fue directo al travesaño y le ahogó el grito de gol que llevaba atorado desde hace rato.

Y entonces la oncena del argentino Eduardo Berizzo, se fue con todo. Probó el sueco Guidetti de falta, pero su intento fue inútil. Sin embargo, la más clara fue por cortesía del Tucu Hernández, quien se encontró con un muro llamado Pacheco primero en un mano a mano y luego con el palo, después,  faltando dos minutos para el pitazo final.

nestor-chayelle-alaves-celta

Aunque fue un resultado 0-0, estuvo emocionante. Foto de: http://www.memedeportes.com/

El marcador no reflejó el 0-0  aburrido, típico de este tipo de final, sino un resultado emocionante y la siguiente semana, en el estadio de Mendizorroza, se espera un partido que pinta vibrante para poder llegar a la gran final. El ariete Santosno entró en la convocatoria debido a la política de rotaciones de Mauricio Pellegrino. Se espera que el guayanés entre para el partido de vuelta, como local.

Por Néstor Chayelle